Search
miércoles 24 abril 2019
  • :
  • :

ABUELAS DE PLAZA DE MAYO CONFIRMÓ QUE FUE HALLADA LA NIETA 129

Tras la divulgación de la noticia por parte de la organización de derechos humanos trascendió que la nieta vive en España. El juez federal Sergio Torres confirmó su identidad ayer gracias a los datos genéticos aportados por su padre, sus hermanos y sus abuelos maternos.

Los más de cuarenta años de trabajo y lucha de la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo volvieron a dar sus frutos: encontraron a la nieta 129, quien vive en España y era buscada por su padre y por sus hermanos. A 43 años del golpe de 1976, una nueva identidad fue restituida por la organización de derechos humanos.

La información comenzó a circular por las redes sociales después del mediodía, luego de que la diputada nacional Victoria Donda, hija de desaparecidos, lo confirmara a través de Twitter. ”Hoy estuve en el colegio Reconquista hablando con les estudiantes sobre la memoria ¿vale la pena seguir hablando del pasado? Si, porque no es pasado, es presente: apareció el nieto 129 ¡Bienvenido!”, escribió la integrante del interbloque Red X Argentina.

La periodista Bernarda Llorente también se hizo eco de la noticia y brindó algunos detalles sobre la historia de la persona que recuperó su identidad.

El 3 de agosto del año pasado las Abuelas restituyó al nieto 128, Marcos, hijo de Rosario del Carmen Ramos, secuestrada en Tucumán en 1976. “Hemos encontrado un chico que necesita amor”, había dicho entonces la titular de la Asociación, Estela de Carlotto. Marcos tenía cinco meses cuando había sido apropiado. “Para mí es la restitución del amor no vivido hace 42 años”, había expresado Camilo, uno de sus hermanos.

La mujer que ahora conoce su identidad, y que vive en España, es hija de Norma Síntora y de Carlos Alberto Solsona. La pareja se conoció en 1974 cuando ambos militaban en el PRT-ERP. En 1975 se casaron y luego nació su primer hijo, a quien llamaron Marcos.

La pareja tenía el proyecto de exiliarse para huir de la dictadura militar. El 21 de mayo de 1977, en el barrio de Moreno, provincia de Buenos Aires, Norma fue secuestrada junto con otra pareja de militantes que la tenían alojada en su casa en ese momento. Carlos se encontraba en España, armando el viaje familiar. Norma estaba embarazada y sigue desaparecida.

El contacto con su hija, que pudo haber nacido en el centro clandestino de detención de Campo de Mayo, según la información que manejan en Abuelas, comenzó en 2012. Fue por una serie de indicios que encontraron en Abuelas, entre otros que la partida de nacimiento de la hoy mujer era apócrifa y estaba firmada por un médico de la policía federal.

Luego de contactar a la nieta 129 por teléfono, la comunicación continuó por mail y, en 2014, la mujer viajó a la Argentina para realizarse los estudios de ADN y poder determinar su identidad con el banco de datos en el que estaba la información genética de su padre, que la busca desde hace más de 40 años.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.