Search
jueves 21 junio 2018
  • :
  • :

DIA DEL PERIODISTA

El buen Periodista tiene que ser dedicado, puntual, no mentir, y agarrarse a los valores como “niña a su mama en el primer dia de clases”. Nunca los suelten, gurises. ¡Hay que defender los trapos! Mientras vos seas humilde, honesto, diste tu 100 %… lo demás es cuento.
El periodista es quien cuenta la historia de los hechos de un lugar y de una época determinada, que tiene valores y ética determinada, así que necesita conocer al menos la historia americana para tener un contexto. En Concordia felizmente abunda el ingenio, el sentido del humor, el periodista afectuoso con el oyente u lector y vice versa. La gente confía en ellos y al revés. El periodista es medio como el “tío copado” que todos soñamos con tener o que vuelva aunque sea por una ultima navidad. Porque tiene onda y es creíble (no es fácil combinar bien esos elementos).
El buen Periodista es quien se levanta primero e informa tempranito que esta aconteciendo por todos lados: el clima, la calle, los pibes, tacheros, la contru, choques, delitos, el profe, las marchas, el periodista te “colorea las retinas” como para que “abras el paraguas” y sepas con que mundo te vas a encontrar, una vez que salgas de tu casa.
Periodistas los hay de todo tipo y pelaje. “Como en Botica”. Tenemos unos con mejor pluma que otros que les cuesta un poco mas, quizás ese otro tenga mas labia y un carisma cautivante en “su habla” y que seduce mas a ese sector. Hay jugados y calentones y otros cautos y temerosos. Algunos lideres avasallantes y desopilantes, y otros medio “alcaguetones” (y les gusta serlo).
Muchos hombres en la legendaria Cabalgata Deportiva Gillette lograron que sus narraciones o relatos superen artísticamente y emocionalmente a lo que estaba ocurriendo en la realidad. Tipos que le sacaban “agua a las piedras” en aquellas viejas epopeyas del futbol, boxeo o del automovilismo.
En este país tenemos grandes trovadores de la tierra. Hay originales, hay cultos, curiosos, viajados, con calle, medio poetas dando vuelta por ahí y otros apegados al dato, la hora, la estadística final. Existen tantos tipos de periodistas como periodistas existen en este mundo. Por la simple razón de que todos somos distintos.
El periodista, me conto un viejo maestro, tiene que tener los “lentes de periodista” todo el dia. Ese cristal que nos permita que historias de rutina pasen por nuestras retinas y se terminen generando emociones fantásticas. Ir con una mirada aguda y plena de imaginación. Debemos caminar las calles de Concordia y hablar hasta con las voces subterráneas en nuestros mundos escondidos. Meternos en las venas de la ciudad.
La realidad es subjetiva, siempre. Vos vas a hablar de lo que te genero una noticia, de tus percepciones de los acontecimientos, pero al otro le pareció algo nada que ver. Depende siempre de como viviste vos todo aquello. Las emociones que te invadieron cuando encontraste eso o denunciaste aquello. Lo que pasa siempre estará “contaminado” por tus emociones, como por ejemplo la envidia, los rencores, un gran aprecio al protagonista, intereses económicos y tu manera de ver y sentir el mundo, etc… En criollo: el periodista no tiene nunca la verdad, no es la verdad, es “su verdad”. Y todo eso es de el y deberá serle fiel a sus emociones. Es mas importante como vos sentiste el suceso que como fue el suceso en realidad.
No hay que correr detrás de la primicia exclusiva. Es mas importante dar la noticia bien en 24 horas, que muy mal en 24 segundos. Al estar hablando de otra persona debemos tener el doble de cuidado de cuando hablamos de nosotros mismos. Y nunca dejar de soñar con la nota mas linda del mundo y coronar con el mejor legado que puede dejar un periodista: un libro.
El Periodismo Militante no existe, se es Periodista o se es Militante. Periodismo y Militancia son conceptos incompatibles. Una de las facetas mas dignas de nuetra profesión es hacer informes especiales de todos, descubrimientos de irresponsabilidades de cualquiera, funcionarios que nos están dando la espalda (sea afín al partido de tus amores de la infancia o no), debe poder elogiar los grandes avances que se han logrado en seguridad o salud (solo por darles un ejemplo). El periodista no puede ser hincha de un partido. Y ver todo lo bueno de su equipo y los defectos del rival. Los periodistas debemos difundir y hacerle saber a la comunidad todo lo que pasa, lo mas importante, lo bueno y lo malo… sin mirar el color de la camiseta del equipo. Nos debería dar exactamente lo mismo. El Militante Político no podría decir lo mismo… (sin ponerse colorado).
ACTIVA CONTINENTAL 98.9 Y WWW.ACTIVACONCORDIA.COM)




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.