EL GUISO CARRERO por La Ley Gastronomica

El guiso es una comida históricamente de pobres, guiso de crotos, por lo informal, rápido, sencillo y barato. Hecho con ingredientes que se encuentran a mano. Sino lo tenes, lo tiene tu hermana o el vecino bien copado.
El guiso carrero viene de carreta. Nacio con las carretas, lo llevaban colgados en la parte de atrás y alimentaba a todos los que atravesaban la llanura pampeana.
La carreta era el único medio de transporte de mercaderías, personas y recetas a partir de la conquista española en Argentina. Y cuando se descansaba, tenían que comer los muchachos y las bestias de carga, y “a granel”. Había un hambre terrible en esa época.
El guiso carrero iba dentro de “la morocha”, una olla rustica, negra, y de tres patas. Caldudo para que no vaya chorreando y desperdiciando en el camino. Si estaba medio tieso mejor. Cuando lo bajaban, le arrimaban fuego entre las piernas y arrancaba a aligerarse. ¡¡¡El fuego mata todo!!!
Era popular en todo sentido. Se llevaban tantas ollas colgando, como sean necesarias y mas aún. Y si se atravesaba alguno se lo convidaba. ¡¡No se le negaba a nadie, como al saludo!!
Y si alguien tenía un pedazo de algo como para compartir, se lo “revoleaba al guiso carrero”, todo sumaba. Fue cambiando con el tiempo, pero esta receta es una bastante emblemática de aquellos tiempos.
INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS:
1 kg de carne de paleta o cuadril en cubos, 1 papa en cubos, 1 zapallo en cubos, 1 cebolla cortada muy fina, 1 batata en cubos, 1 morrón cortado bien fino, 2 choclos hervidos y desgranados, 2 dientes de ajo pelados y en laminas, 1 laurel, 200 gr de cebollas de verdeo finamente cortadas, 4 ch de aceite de girasol y 1 puñado de orégano fresco (orégano seco puede ser también).
PROCEDIMIENTO DEL GUISO CARRERO:
Caliento un caldero o cacerola, vuelco el aceite y ahí dorar la carne de paleta 2 minutos, luego la cebolla, el morrón y la zanahoria finamente picadas 2′ mas, luego incorporamos el ajo y cocinamos revolviendo 1′ más, ahí es el momento de las verduras en dados, la papa, la batata y el zapallo. Chamuscamos 2′ minutos todo ese “menjunje” y volcamos el caldo casero hasta tapar la receta.
Necesitamos bastante liquido para cocinar la pasta. Cuando hierve le echamos los 300 gramos de fideos (cualquiera que te guste a vos y que entre en la boca), una vez que están al dente, agregamos la taza de tomate triturado, calentamos y sacamos del calor. Apaga todo y a servir este plato viejo, argentino, nativo y que tantas alegrías le dio al pueblo!!
Sobre la olla apagada o sobre el plato (que deberá ser hondo), ponele la cebollita de verdeo, el pimentón dulce, el ají molido y espolvorea con el orégano fresco.
Es un plato patrio. Muy querido por las abuelas, abuelos, que unió, ayudó al dialogo de muchas generaciones, a unir los afectos y demostrar los sentimientos.
Se bajaba “la morocha”, se hacia una buena “rueda fogonera”, arrancaba el mate conversador” para todos, mientras el héroe del cocinero retocaba su receta con sus secretos mejor guardados.
Gloria y loor para el populoso “Guiso Carrero”.
LA LEY GASTRONOMICA (Miércoles 20 horas Activa Continental 98.9).




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *