Search
martes 11 diciembre 2018
  • :
  • :

GUILLERMO PIETRANTUENO CAMBIÓ DE ABOGADO DEFENSOR EN LA CAUSA BRUNO ESCOBAR

Pablo Moyano Llundai es el nuevo integrante de la dupla de abogados que, junto a Carlos Medina, representa a Guillermo Pietrantueno, imputado como único responsable (ya que su hermano también imputado, falleció el sábado 15 de julio del año pasado), del accidente en el que Bruno Escobar resultó gravemente herido en el boliche Costa Cruz.

“Yo estoy trabajando en la defensa con el Dr. Carlos Medina, la situación procesal de nuestro pupilo es la siguiente: el fiscal requirió la elevación a juicio del expediente únicamente de Guillermo Pietrantueno, si bien había trascendido que iba a imputar también al personal de traslado de la ambulancia a Bruno Escobar, finalmente eso no se hizo y el procesado es únicamente Guillermo Pietrantueno”, dijo Moyano Llundai ante cronistas de EL SOL.

Del mismo modo, sostuvo que “se cumplió el primer paso que es el requerimiento del fiscal y el segundo paso que es la vista a la fiscalía para que requiera y ofrezca la prueba para debate y, actualmente, estamos en plazo desde la defensa para manifestar si nos oponemos o no a la elevación a juicio y, eventualmente, hacer los planteos de excepciones, nulidades y ofrecimiento de pruebas que estimemos convenientes”.

Más adelante, recordó que la calificación legal que sostiene el fiscal Germán Drí en esta etapa es de “lesiones gravísimas culposas, artículo 94, en función del artículo 91 del Código Penal y la base de la acusación del fiscal es sostener que los hermanos Pietrantueno, en su momento, como responsables del local bailable, tenían una posición de garante que los obligaba a disponer de todo los recaudos necesarios para evitar que pudieran ocurrir accidentes como el que sufrió Bruno Escobar”.
Respecto de cerrar un juicio abreviado, el abogado fue muy claro: “la posibilidad de cerrar un abreviado se planteó en reiteradas oportunidades desde la fiscalía; pero la defensa, hoy por hoy, no evalúa ninguna alternativa que implique abreviar en sentido de una condena por mínima que sea -dijo y agregó-, hoy trabajamos con la hipótesis de máxima que es llegar a un juicio oral y público porque tenemos una estrategia de defensa que ya está pensada y bastante trabajada, que no se va a exponer íntegramente en la posición a la elevación a juicio, sino que se van a exponer algunos puntos que están contenidos en ésta línea de defensa que hemos ideado con Medina; otros quedan reservados para un eventual debate, en caso que el juez interviniente considere que se debe pasar a la siguiente etapa, aunque existe la alternativa también que el juez haga lugar a la oposición de la defensa y el proceso, en principio, ya no continúe y se disponga el sobreseimiento pero es una cuestión que depende de la decisión judicial”.

Sin embargo, continuó, “hoy ni siquiera nosotros hemos presentado la defensa porque estamos en plazo para hacerlo, así que estamos en la incógnita qué va a pasar en el juzgado a partir de los que nosotros digamos”, concluyó Molina Llundai.

LESIONES GRAVÍSIMAS CULPOSAS

A su tiempo, el fiscal Germán Dri dijo ante nuestro medio que “se presentó la requisitoria de la elevación a juicio ante el Juzgado de Garantías y estamos esperando que se fije audiencia para que se lleve a cabo la elevación a juicio”. El fiscal recordó que la defensa tiene hasta el día viernes “para contestar si se opone o no se opone y para ofrecer pruebas”.

Respecto de la situación procesal del imputado, el fiscal fue muy claro “entiendo yo que hay evidencias para elevar la causa a juicio, entiendo que la prueba que hay es contundente para el delito culposo de lesiones gravísimas que se le atribuye, él (Pietrantueno) está en carácter de imputado, no está con prisión preventiva sino que está con carácter de imputado a simple comparecido, a las audiencias se ha presentado, ha asignado un abogado defensor así que su estado procesal es de imputado con su causa con pedido de remisión a juicio”.

Detalló, además, que Pietrantueno está imputado como lesiones gravísimas culposas y que va a pedir 3 años de prisión efectiva y 4 años de inhabilitación”.

También, dijo que la razón de la imputación es, “en primer lugar, hay razones médicas en cuanto a las lesiones de los informes médicos, una lesión de ya muy larga data que como sabemos no se ha recuperado de esa lesión, si bien ha mejorado en estos últimos tiempos la lesión es con pronóstico que ésta lesión continúe en el tiempo, así que médicamente está dentro de los parámetros del artículo 91 del Código Penal que son lesiones gravísimas y culposas en atención a que la fiscalía considera que estas lesiones tienen como origen no respetar las reglas de seguridad que deberían tener en el lugar donde cayó Bruno y que esta omisión provocó un riesgo que en definitiva es lo que causó la caída y la lesión del joven”, afirmó.

Por último, el fiscal adelantó a EL SOL que “nosotros contamos con informes que nos brindó la municipalidad respecto de la habilitación del boliche, se detectaron algunas cuestiones que también la fiscalía – una vez terminado esta etapa de la investigación- evaluará también si hay o no responsabilidad de los funcionarios”.

Recordemos que Martín Santana y Marcos Wdowiak, fueron separados de sus cargos por ser considerados responsables de la habilitación de Costa Cruz.

Fuente:El Sol




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.