Habitantes de localidad santafesina en vela para evitar que se inunde el pueblo.

Tras las abundantes lluvias, la situación de la comuna de Melincué se agrava. Los vecinos están abocados al relleno de bolsas con arena para colocarlas en el ingreso al pueblo y frenar el agua que ya llegó a varios lugares.

Los vecinos de Melincué, en el sur de la provincia de Santa FE, están desesperados por el avance de las aguas.

Una verdadera odisea está atravesando la comunidad que lucha desesperadamente contra el ingreso desmedido de agua tras la rotura del anillo de contención. El agua ingresa por la parte norte del hotel Casino tras superar el terraplén construido a la vera de la ruta 90 y en proximidades del canal nivelador que se ubica a pocos metros del ingreso al pueblo.

Decenas de vecinos y personas solidarias de otras localidades más personal de Defensa Civil o de Bomberos de distintas localidades vecinos, está abocados desde este lunes al relleno de bolsas con arena para colocarlas en el ingreso al pueblo y de ese modo frenar el agua que ya ingreso en varios lugares de la comunidad.

La funcionaria provincial en Turismo, Claudia Rosenthal, es oriunda de esa localidad. Fue diputada provincial por la UCR hace unos años. Describió la situación vivida anoche como dramática a través de su cuenta de Facebook y remarcó que “fue la más larga de mi vida”. Allí daba cuenta que tuvo que ser evacuada de su domicilio por el ingreso del agua.

“La idea es tirar bolsones de arena desde un helicóptero donde se rompió el anillo”, dijo a La Capital el presidente comunal Gabriel Rébora y remarcó que “una de las zonas más castigadas es la del casino, que en estos momentos está anegada”.

De hecho el casino está cerrado y los trabajadores fueron evacuados por el avance del agua de la Laguna.

“Esperemos que mejore el viento, que es el más perjudicial para nosotros que la lluvia”. La idea es tratar de cerrar el cordón perimetral que cedió, pero advierten que no es mucho lo que se puede hacer, puesto que el espacio que se abrió es muy grande y el agua ingresó “con mucha fuerza”.

Panorama desolador.

La intensa lluvia del fin de semana en la región cercana a la laguna de Melincué hizo que la ruta 90 quedara totalmente sobrepasada de agua. Además se superó el terraplén de protección que circunvalaba la localidad e ingresó mucha agua por la parte trasera del hotel Casino ubicado en el ingreso a la localidad por ruta 90, en el sur de la provincia de Santa Fe.

Los fuertes vientos del sur hicieron estragos en las defensas y si bien el clima había cambiado, los habitantes no le dan tregua al miedo.

Las intensas lluvias en el sector comprendido por las localidades de Melincué, Chovet, Elortondo y Carreras fueron letales para la defensa del anillo de la laguna de Melincué, ya que mucha de la lluvia en esas otras localidades llevan sus aguas directamente hacia la laguna.

El denominado canal de Picinato en Elortondo vuelca sus aguas en el impresionante espejo de agua de la laguna.

El titular del Nodo 5 con asiento en Venado Tuerto, Diego Milardovich, aseguró que “el panorama es desolador. Además de la lluvia, el viento sur ha provocado daños en la ruta y en los reservorios. En los últimos días la situación había mejorado, pero el tiempo ha complicado todo de nuevo”.

De acuerdo al funcionario, en el lugar está colaborando Protección Civil de la provincia, la Federación de Bomberos Voluntarios e integrantes del Ejército argentino.

“Intentamos desviar el agua para que no ingrese a Melincué. Se está haciendo mucho trabajo a mano, ya que las máquinas no pueden ingresar”, dijo el funcionario provincial.

FUENTE: NA.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *