Search
lunes 15 octubre 2018
  • :
  • :

HECHA LA ORDENANZA HECHA LA TRAMPA

Puestos de pirotecnia se establecieron en ruta 4, fuera del ejido municipal
El secretario de Gobierno y Turismo, Alfredo Francolini, dijo que a pesar de que en algunos barrios la utilización de pirotecnia fue casi nulo, en otros los cohetes se hicieron sentir más que el 24 de diciembre. Lo curioso del caso fue que se labraron muchas menos actas que en Nochebuena. “Tuvimos muchas menos denuncias que el 24 a pesar de que se sintió más la pirotecnia”, indicó. Además se vendió pirotecnia fuera del ejido municipal. De todas formas, el 24 y el 31 de diciembre la utilización de pirotecnia fue menor a la de años anteriores.

“Hubo algunos reincidentes en estas actas. Lo que pasa es que cuando un vecino lo denuncia, cuando ve cualquier auto dudoso o ve que bajan muchas personas, lo primero que hace es meter el tablón adentro de la casa. Nosotros no tenemos orden de allanamiento. Lo único que podemos hacer es labrar el acta pero no tuvimos ningún decomiso a pesar de que se labraron actas”, indicó Francolini  “Vení que te Cuento” (Radio Ciudadana).
El funcionario municipal aclaró que se trata de personas que ejercen un comercio minorista. “No el que vende en un kiosco o en un drugstore. Todas las denuncias que hemos ido, ninguna fue positiva”, dijo.
Desde noviembre de 2016, de acuerdo a la ordenanza Nº 35.936, en Concordia quedó prohibida la tenencia, detonación, comercialización, transportes, almacenamiento, fabricación, venta minorista, mayorista y el uso particular de todo elemento de pirotecnia y cohetería.
No obstante, aclaró que hubo denuncias de venta en zonas que no pertenecen al ejido de la ciudad. Por ejemplo, en la zona de Colonia Roca, cerca de la entrada al Campo del Abasto y de la Autovía 14, había ocho puestos grandes de pirotecnia.  “Sabíamos que estaban ahí, yo he acompañado a la gente de Inspección General pero no tenemos injerencia sobre ese lugar”, indicó.
Si hubiesen querido aplicar al pie de la letra la ordenanza que prohíbe el transporte de pirotecnia, tendrían que haber allanado los autos de quienes compraban la mercadería. “Iba a ser más complicado”, señaló.
De cualquier forma, Francolini destacó que lo positivo fue que la cantidad de pirotecnia utilizada fue menor a años anteriores. “Ojalá, más allá de que tengamos que salir a controlar, que vayamos tomando conciencia de los daños que podemos ocasionar a las personas y a los animales”, indicó.

FUENTE: DIARIO JUNIO




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.