De Verter a Aguas Termales de la Concordia, un pase de manos que calentó la sesión del HCD: La oposición denunció complicidades

Con el voto de los 7 concejales oficialistas, este jueves se convirtió en ordenanza la autorización formal para que cambie la empresa concesionaria del complejo termal de Concordia, ubicado en la intersección de Avenida Monseñor Rösch y la Ruta A015.

En el orden del día, la cuestión figuraba expresada en el lenguaje neutro propio de la documentación oficial: “Expte N° 21.988 DE del Concejo en Comisión Fernández Julio e Empresa Verter S.A. cesión a Empresa Aguas Termales de Cdia. S.A.”.

Al momento de anunciarse el tratamiento del asunto, la concejal Magdalena Reta de Urquiza sorprendió al pedir un cuarto intermedio. Aproximadamente 15 minutos después la sesión se reanudó y, de inmediato, el concejal de Juntos por el Cambio, Felipe Sastre, pidió retirarse durante el debate de esa cuestión puntual, en razón de un hipotético “conflicto de intereses”.

Pidió entonces la palabra la concejal opositora Carola Laner, quien no dudó en denunciar “complicidad” de las sucesivas gestiones municipales, por entender que toleraron “innumerables” incumplimientos de los concesionarios de las termas, sin haber resuelto la caducidad del contrato de concesión.

“Este tema lo venimos tratando desde 2015, cuando recién asumimos. El entonces intendente y actual gobernador Gustavo Bordet dejó un expediente con un decreto que autorizaba el pase de manos de Verter a Aguas Termales de Concordia”, recordó Laner, en el comienzo de su alocución.

Aquel expediente, explicó la concejal, “trajo controversia en la gestión anterior y hoy lo tenemos nuevamente para su tratamiento”. Vale recordar que el accionista más destacado de Verter, en los comienzos de esta firma, era el empresario de la construcción y de la noche Miguel Marizza.

A renglón seguido, Laner hizo notar que los principales atractivos de Concordia no están siendo administrados por la Municipalidad sino por actores privados. “Esos recursos, en especial las termas, están en manos de concesionarios de dudosa procedencia, que lejos de levantar la bandera del turismo y hacer honor a un lugar como ese, han dejado mucho que desear. Otro ejemplo es la Codesal. Han contribuido muy poco a la imagen de Concordia y al auténtico desarrollo turístico de la ciudad”, enfatizó la edil.

“Verter está entronizado en el predio termal hace más de 20 años. Lamentablemente no hemos tenido más que dolores de cabeza. El complejo funciona desde 1997 y posee, desde aquella época, diferentes irregularidades”, agregó.

Trajo a colación que años atrás, junto a la concejal Reta de Urquiza, fue presentado un pedido de informes al intendente Enrique Cresto, para saber si se había autorizado a otra firma a la explotación de las termas y qué aspectos legales en caso de que así hubiera ocurrido.

“¿Por qué ese pedido de informes? Porque teníamos conocimiento de que Verter SA tenía el CUIT bloqueado ante AFIP, por lo que facturaba, sin ningún tipo de autorización del Concejo Deliberante, a nombre de Edgardo Gabriel Fernández, hijo del gerente. Pero la concesión es a Verter y no a Fernández, quien aparecía emitiendo los tickets de entrada a las termas, pese a que declaró como actividades restaurante, kiosco y cantinas”, precisó Laner.

La concejal relató que fue en aquel contexto cuando la gestión de Cresto controló las Termas y “se verificaron innumerables irregularidades”, como “la falta de la certificación de Bomberos y las condiciones de seguridad del predio”. “Todo eso traía aparejada la posibilidad de dar de baja el contrato, en especial que estaba facturando Fernández y no Verter. Abrían paso a la caducidad automática”, insistió Carola Laner.

Laner consideró que Verter sigue como concesionaria o por falta de controles o por “complicidad del Estado”. “Todos los caminos llevan a la segunda posibilidad”, disparó, tras lo cual anunció su voto negativo.

El presidente del Concejo, Daniel Cedro, procedió a habilitar la votación, sin que haya hecho uso de la palabra ni uno sólo de los 7 concejales oficialistas, que levantaron su mano para aprobar el traspaso de Verter a Aguas Termales de la Concordia, a diferencia de la bancada opositora que no prestó su apoyo.

Felipe Sastre, el concejal de JxC que pidió retirarse al abordarse la cuestión, explicó a El Entre Ríos que “hace dos o tres años era abogado de una dueña de un bungalow y me pareció lo mejor abstenerme de la votación”.

La sesión terminó sin que en ningún momento se diera a conocer la identidad de los socios de la nueva firma concesionaria, que se queda formalmente con la administración de las termas concordienses. Por lo bajo, algunos ediles planteaban, a manera de hipótesis, que “siguen los mismos”, solo que bajo otra razón jurídica.

Como sea, está claro que el complejo termal de Avenida Monseñor Rösch casi Ruta A015 continúa en manos privadas.

EL ENTRERRIOS

...

Agregar Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *