En la madrugada de este domingo, personal de inspección general de la Municipalidad de Concordia, junto a efectivos policiales, intervinieron ante el desarrollo de una fiesta clandestina.

Más de 35 personas participaban de la fiesta, sobre calle San Juan en inmediaciones al 1150, por lo que fueron notificadas mediante acta por infracción del DNU vigente.

El propietario del lugar, organizador del encuentro, comenzó a faltar el respeto a los inspectores y quiso sobornar a un policía, lo que derivó en su inmediata detención.

Otra intervención

Los inspectores también se dirigieron hacia calle Guarumba 260, donde labraron 22 actas a las personas allí presentes que participaban de una fiesta, aunque no se produjeron mayores inconvenientes.

Fuente: Diario Río Uruguay