La Municipalidad de Puerto Yeruá clausuró el boliche “El Patio de Doña Rosa”.

La medida se tomó “en cumplimiento a lo dispuesto en las normas vigentes”, afirman. Aseguran que hace 4 años que funciona esa popular pista de baile pero sus responsables no terminaron los trámites correspondientes.

La Municipalidad de Puerto Yeruá, en uso de su poder de policía procedió a clausurar “El Patio de Doña Rosa”. En el lugar, se desarrollan actividades nocturnas y eventos bailables.

Según se informó oficialmente, el motivo de la clausura respondió a que – si bien el propietario del negocio inició los trámites de inscripción y habilitación – “aún no los ha completado como para obtener la habilitación definitiva”.

Buena voluntad.

Desde el municipio “se puso la mejor buena voluntad de seguir esperando y buscando alternativas”; ya que en sus comienzos, en el lugar “se hacían bailes eventuales”, explicó intendente de Puerto Yeruá, Fabián Cevey.

En declaraciones Cevey, agregó que esos eventos se rigen con exigencias “más propias de los bailes que organizan las cooperadoras, las escuelas o el camping”.

En este caso, después de 4 años el boliche “no ha cumplimentado la documentación que le venimos pidiendo”, sostuvo el jefe comunal de esa localidad del departamento Concordia. Subrayando que “a lo mejor, no se debería haber permitido desde el vamos”, ya que luego las responsabilidades caen en la comuna.

“Yo personalmente como intendente, con la vice, fuimos al local y les dijimos que estamos para acompañar a los que apuestan a nuestra comunidad”, recordó Cevey. No obstante, y a pesar de “infinidad de notificaciones”, el negocio nunca terminó los trámites correspondientes.

En ese contexto, trajo a colación los recientes hechos ocurridos en Concordia, tanto en el caso del joven Bruno Escobar – en un boliche de la Costanera – como en el caso de la joven que falleciera luego de descomponerse recientemente en Stadium Disco.

“En estos casos, la ley es la que nos castiga y el municipio es responsable porque tiene el poder de habilitación sobre estos boliches”, puntualizó el mandatario.

Peligros.

La decisión se tomó “pensando en la gente” que concurre habitualmente al lugar, explicó Cevey. Remarcando que los imponderables puede suceder en cualquier momento, dado que “no pasa nada, hasta que pasa”.

Plazos.

La medida de clausura es preventiva y sin plazos. Sobre todo teniendo en cuanta que la pista “hace 4 años que funciona y no pudo regularizar su situación”, aseveró. Argumentando que “tiempo se le dio, y de sobra”.

Lo que se toma como parámetro por la actual gestión municipal es la “habilitación de Bomberos”. Trámite que “garantiza que todo esté en condiciones con luz de emergencia, las puertas, todo lo que hace a la seguridad”.

Dormir tranquilo.

Por último, Cevey resumió todo en que “me quiero acostar el viernes, el sábado o el domingo en mi cama, tranquilo”, y no que me “llame la policía a la madrugada porque pasó algo”.

FUENTE: Diario Río Uruguay.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *