Search
viernes 17 agosto 2018
  • :
  • :

LA RADIO Y YO por La Ley de Opinion

En mi casa, mi mama Graciela Longhi de Müller era una fanática de la radio, pero mal. Había una radio por ambiente (mas los auriculares del abuelo y los de ella para correr) en mi casa de la infancia, todas prendidas, todas las horas y todos los días del año. Y siempre, sin ninguna excepción, la misma radio… Radio Continental de Buenos Aires.
Mi vieja era, entre varias cosas, una ama de casa de “la vieja escuela”, y como iba hacia la cocina a prepara nuestro almuerzo, luego se metía en las piezas para limpiar nuestras piezas y terminaba en su taller para cocer, tejer o leer, no quería quedarse jamás sin frecuencia. Así que salvo en los pasillos o camino al quincho por el patio, escuchaba todo, y lo que no lo “sacaba” por contexto, “ataba cabos” o directamente lo imaginaba…
Así que la radio, cuando yo nací, ya estaba instalada en mi casa. Aún hoy, a casi cinco años de su partida, siguen todas en su lugar. La misma “jugada” hace mi empleada domestica, y la mismo radio Continental de Buenos Aires. Hoy convertida en Radio Activa Continental 98.9.
Los padres de mi mama, mi abuela Zunilda y mi abuelo Loredano, que eran de dos “parajes” remotos y perdidos del famoso quebrachal del chaco argentino, casi no la conocían. Era cosa de los mas “pitucos”, lujos del comisario, o del jefe de la fabrica “La Forestal”… y hasta ahí se acercaban a caballo o a “pata”, los mas fanatizados, para escuchar los primeros radioteatros de la historia de la radiofonía argentina, que llegaban desde Buenos Aires (y bastante mal encima).
Hoy, quien esto escribe, dirige y trabaja en la nueva y renovada Radio Activa Continental de Concordia. Primero por que le tiene un “terrible” amor a la palabra, porque tiene una “pasión volcánica” por escuchar a sus periodistas favoritos, conocer la realidad social, escuchar los relatos deportivos, los recitales, el ingenioso humor político, y la opinión de los mejores especialistas.
Segundo porque tiene el intenso deseo de que este producto pueda cultivar, informar, entretener, hacer reír y emocionar a “toda la banda amiga” de oyentes. Hacer una radio de calidad o que “se muera en el intento”. Corta la bocha…
Tercero, como política de la “micro” empresa, que pueda levantar la primer y mas vieja bandera del periodismo radial: honestidad intelectual y pluralidad de opiniones, en programas dinámicos y creativos.
Y cuarto, y ultimo pero no menos importante, mejorar al oyente, dejarle un pequeño “bocadillo” como disparador al pensamiento, y estar siempre enfrentados contra los males que nos deterioran a todos como sociedad.
Federico Muller.

LA LEY DE OPINION (LUNES A VIERNES 20 HS RADIO ACTIVA CONTINENTAL 98.9, WWW.ACTIVACONCORDIA.COM).




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.