Search
miércoles 17 julio 2019
  • :
  • :

PATRONATO SE QUEDA EN PRIMERA

El equipo de Paraná le ganó a Argentinos y conservó la categoría. Belgrano, San Martín de San Juan y Tigre descendieron. Racing festejó su título.

Dependiendo de sus capacidades pero sufriendo hasta el final, Patronato se quedó en Primera al vencer a Argentinos Juniors por 2 a 1. Fue una final electrizante que se vivió con la radio en la oreja, con la angustia añadida de que todos los rivales por la permanencia ganaban también. Para los de Paraná terminó de la mejor manera, y todo se destrabó por las apariciones de un distinto.

El peor del partido estaba siendo él, el mejor que tiene Patronato a la hora de pedir creatividad: Gabriel Carabajal. Justo él, en esta final, no podía estar ausente. Iban 18 minutos y hasta Mario Sciacqua se daba vuelta y consultaba con sus allegados por las imprecisiones de Carabajal. Justo él, que no acostumbra a esto, no pegaba una.

Pero para los diferentes, un leve roce en la lámpara alcanza para que el genio aparezca. Y fue así. Una pelota ya casi perdida en inmediaciones del área grande le cayó al mago, que no tuvo chance de pensarlo. Sacó un conejo de la galera e hizo aparecer la pelota en el ángulo superior izquierdo de Lanzillota cuando parecía no tener ángulo para tamaña ejecución.

Poco más de diez minutos después, otra vez. El distinto agregaba un ítem más en su currículum: aparecer en los partidos decisivos, eso que pocos consiguieron. Esta vez con un gol de cabeza, en una contra letal que encabezó Germán Berterame.

Todo era fiesta en Paraná. Patronato dependía de sí mismo y llevaba con tranquilidad un partido decisivo.

Pero un encuentro exquisito desde la técnica y la precisión entre Gabriel Hauche y Alexis Mac Allister puso el descuento y mucho suspenso. Todos en Paraná prestaban atención a toda circunstancia ajena, que se seguía con la atención de un partido propio.

La permanencia estaba ahí, pero pendía de un hilo. Y eso se percibió en el inicio del segundo tiempo. Patronato sintió más esa presión y retrasó sus líneas. La expresión del campo se expandió a las tribunas. La presión se multiplicó.

Eso, más el ingreso del siempre picante Claudio Spinelli, le dio un plus a Argentinos Juniors. Creció Alexis Mc Allister en los últimos metros y Patronato se salvó de milagro. Damián Batallini tuvo su chance frente a Sebastián Bértoli y la tiró afuera.

Argentinos iba. Pero otra figura del equipo paranaense iba a surgir en los momentos en que más lo necesitaba. El cuarentón, el concejal, el superhéroe que tiene Patronato, Bértoli, le sacó la pelota del torneo a Sandoval. Increíble, monumental, decisiva. A la altura de lo que representa el arquero para la institución. Ya concluido el partido, se quedó en la cancha. Solo. Para recibir una ovación y un cariño que pocos jugadores reciben en sus clubes.

En definitiva, fue una tarde en que los distintos hicieron la diferencia para que Patronato se quede en Primera.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.