Search
jueves 21 junio 2018
  • :
  • :

¿QUIEN FUE VICTOR EMILIO GALINDEZ? por La Ley de Opinion

Víctor Galindez, “El Leopardo de Morón”, nacio en Vedia, provincia de Buenos Aires un 2 de noviembre de 1948. Y murió con 31 años, un 26 de octubre de 1980 en 25 de Mayo, provincia de Buenos Aires, compitiendo en el Turismo Carretera.
Nacio en Vedia, que es un pueblo rural de muy pocos habitantes, en el extremo noroeste de la provincia de Buenos Aires, que es conocido por una vieja estación de trenes y mundialmente por el mismo, y casi nada mas…
Cuando se instala en Morón, en el conurbano bonaerense, Oscar Casanovas (medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Berlín 1936) fue uno de sus entrenadores mas importantes, luego vendría Horacio García que también le dejo huellas muy importantes. Finalmente Oscar Casanovas lo pulió y lo perfecciono, logrando convertirlo en el campeón mas guapo e indomable que tuvo la rica y gloriosa historia de campeones mundiales de la Argentina. Galindez era Galindez. ¡Baño los grandes escenarios del mundo con su sangre de campeón!
Le decían “El Leopardo de Morón” porque llegaba al luna en un Fiat Fitito, tapizado con piel de Leopardo. Aparte del boxeo, los autos eran su gran pasión… se le “caía la baba” por los autos de alta gama. Termino por comprarse muchos y terribles importados mientras fue campeón mundial de los Semi Completos. Galindez se dio todos los gustos. ¡Se bebió la vida fría y de un solo sorbo!
Fue representante de la Argentina en los Panamericanos de Winnipeg (1967) y en los Juegos Olímpicos de México (1968). Y comienza su aventura profesional como un semi pesado pequeño, de escasos 1,78 cm de altura, fortachón y una carga de “adrenalina” que hizo asombrar a “al ring side” y delirar a “la popular”. ¡Cuando peleaba Galindez el griterío rompía los tímpanos hasta de los mas sordos!
Debutó como profesional a los 20 años el 10 de mayo de 1969, venciendo a Ramón Ruiz por nocaut. Se lo recuerda siempre por sus clásicos inolvidables en la republica argentina. Peleo con el mendocino Jorge Aconcagua Ahumada cinco veces, con Juan Aguilar nueve y con Avenamar Peralta seis. Los estadios parecían que iban por salir volando de tantos gritos y tanta gente hinchando por uno u otro. La década del 70 fue, y aun lo sigue siendo por escandalo, la gran generación de los Semicompletos de la historia en la Argentina y el mundo.
El 22 de julio de 1972 Galindez se consagró campeón argentino Mediopesado al derrotar por puntos al gran Juan Aguilar en el Luna Park de Buenos Aires. Luego le daría revanchas sin especular, todo lo contrario… ¡parecía que sus archirrivales se le metían en la cabeza y bajo su piel, para poder motivarse aun mas! Y darles hasta debajo del ring… eran “riñas de gallos” violentas y crueles.
Un par de peleas después, el 7 de octubre de 1972, gana el título sudamericano al vencer a Avenamar Peralta (hermano de “Goyo” Peralta). Con todos peleo mucho en peleas muy físicas y muy intensas. ¡Eran peleones! Galindez era callejero, sangrador, dramático y escalofriante. Galindez era Galindez…
El 7 de diciembre de 1974 Galindez ganó el título mundial Mediopesado en el Luna Park, al vencer por abandono en el 13º round a Len Hutchins, constituyéndose en el primer campeón mundial argentino en coronarse en nuestro país. Aquella noche, en los cruces fue un terrible asesino en primer grado. A Hutchins casi lo mata. En la “Ley del Palo por Palo” estaba feliz como “niño en jugueteria”. Era su hábitat natural… Galindez era Galindez. Galindez ganaba a lo Galindez. Poniendo los huevos sobre la mesa.
Realizó once defensas exitosas del mundial Semipesado hasta 1978. El 30 de junio de 1975 enfrentó y lo venció, al también argentino Jorge Aconcagua Ahumada, en el imponente Madison Square Garden. Fue la primera vez que dos argentinos disputaron un título mundial juntos y en el exterior. Aquella noche gano como siempre, con el corazón, se canso “para variar”, y cuando “encontró aire” uso la cabeza de Ahumada como “piñata humana”. Tuvo que guapear y mucho. Bah… ¿Cuándo no guapeaba Galindez? ¡Mas guapo que Víctor Galindez no van a encontrar jamás! ¡No existe!
La mayor proeza de todas fue un 22 de mayo de 1976 en Johannesburgo, Sudáfrica, hace exactamente 42 años. La noche que venció a Ritchie Kates, en una pelea histórica, la más sangrienta que se recuerde en la historia de la categoria. Fue uno de los momentos más gloriosos del deporte argentino, por el dramatismo del combate y por la recuperación de Víctor, luego de que Kates le abriera la ceja derecha en el 3º asalto. El corte era tan grotesco que le tuvieron que poner 54 puntos de sutura una vez que llego al hospital.
Aquella noche mitológica peleó en un gran nivel y con la cara sangrante (esto hoy no se permite mas), casi a ciegas, noqueó a su retador a solo un segundo del round final… La camisa ensangrentada del árbitro del combate, Stanley Christodoulou, se exhibe en el museo del deporte de Johannesburgo.
¡A veces no pasa nada y otras pasan medio todas juntas! No logro celebrar su gran victoria, debido a que aquel día asesinaron a Oscar Natalio “Ringo” Bonavena, su idolo de toda la vida, su hermano mayor e íntimo amigo, por un marido celoso en un burdel de Nevada. Fue un dia “de locos” para el boxeo y el deporte argentino… 22 de mayo de 1976, ya hace 42 “carnavales”.
En su 12° defensa, un 5 de septiembre de 1978 pierde la corona frente al chico de Atlantic City, Mike Rossman por KO 11. Se quedo sin energías, mal entrenado, estaba lleno de sangre como siempre, cansado como tantas veces. Eran batallas feroces, de mucho roce fisico, de mucha “baqueta” en el lomo y en la “caripela”. ¡Galindez era un fanático de las batallas sangrientas y desordenadas! El toma y traiga, el palo por palo, el tómala vos dámela a mi, el tu a tu, como les guste decirlo…
En la revancha, a minutos de subirse a pelear, “Tito” Lectoure lo bajo y suspendió la velada porque no estaba bien como para pelear esa noche. Con Rossman estaba todo mal. Había bronca y asco por parte de los dos y sus entornos. La mala onda brotaba en todos lados…
Al año siguiente se hizo finalmente el gran desquite. Galindez recuperó la corona al vencer a Mike “El Bombardero Judío” Rossman por abandono en el 9º round, quien cobro “con aguinaldo y todo”. Con Rossman se pudrió todo en el final. ¡Cobro Rossman, el hijo, el nieto, hasta “El Chango” Nieto!
En su primera defensa, el 30 de noviembre de 1979 perdió con Marvin Johnson. Le rompen la mandibula y pelea con el mentón destrozado. KO 11.
Luego de ello peleó un combate más, el 14 de junio de 1980, ante Jesse Burnett, por el título de peso Crucero de la WBC. Desprendimiento de retina. Lo iban retirando “por partes”.
El 26 de octubre de ese mismo año debutaba con Antonio “El Nito” Lizeviche en el turismo carretera como acompañante. Se les rompe el auto y mientras iban caminando a los boxes por la banquina… son atropellados por otro auto que muerde el pasto a gran velocidad. Los dos son arrasados y mueren al instante… en Argentina nadie lo podía “acreditar”. ¡Increíble!
Pegaba con desquicio, tremendamente guapo y sanguinario en el ring. Era todo corazón. Enfrento a 22 rivales extranjeros, hizo 16 peleas afuera del país, 12 defensas exitosas del titulo mundial. Fue el primer boxeador argentino en recuperar un titulo del mundo.
Hoy la Ley del Boxeo se “saca el sombrero” en este homenaje a un morocho que peleaba en el máximo nivel posible pero cansado, ahogado, gordo, fracturado en la mandíbula y en sus codos, con toda la cara tapada por la sangre y semi ciego. Se lo llamo “El Estilo Galindez”.
Víctor “El Leopardo” Galindez era un tipo muy dispuesto a sentir el infierno encantantador de una guerra, con tal de salir campeón. El vivía ese infierno como si fuese el cielo. De ultima todo es cuestión de perspectivas… no de la realidad. Es mas de como vos vivís tus acontecimientos que te tocan en la vida que como son realmente las cosas. Galindez era Galindez. ¡Mas guapo que “El Leopardo” no van a encontrar jamas!
LA LEY DEL BOXEO (MARTES 20 HS RADIO ACTIVA CONTINENTAL 98.9, WWW.ACTIVACONCORDIA.COM).




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.