Search
viernes 21 septiembre 2018
  • :
  • :

SI TE VAS DE VACACIONES…

Cómo hacer que tu valija sea la primera en salir por la cinta de equipaje
¿Te cansa esperar que aparezca tu equipaje? Tomá nota, te explicamos cómo hacer para irte más rápido del aeropuerto.

Optar por viajar con equipaje de cabina evita perder el tiempo frente a la cinta de recogida de equipajes. Sin embargo, no siempre es posible incluir todos nuestros enseres en una maleta de 55 x 35 x 20 centímetros, y nos vemos obligados a optar por despachar.

Cansados tras un largo trayecto -o simplemente con prisa-, la espera se nos puede llegar a hacer eterna. No hay nada peor que observar al resto de pasajeros acarrear una tras otra sus valijas y abandonar la terminal. Indefectiblemente, uno se pregunta: ¿qué pasa con mi maleta?, ¿se habrá perdido el equipaje? Calma. Lo más probable es que no, pero, para tu tranquilidad y para evitar volver a pasar un mal rato en el futuro, te descubrimos algún que otro truco para que tu maleta sea la primera en salir por la cinta transportadora.

“Los últimos serán los primeros”
Echando mano de la sabiduría popular, nos agarramos al dicho “los últimos serán los primeros”. Y es que lo cierto es que las últimas maletas en cargarse en el avión terminan siendo las primeras en salir. Así lo afirma Thomas Lo Sciuto, un operario de rampa de un aeropuerto de los Estados Unidos, en Quora, una conocida red social de preguntas y respuestas.

Según este empleado, el orden con el que se manipulan las bolsas siempre es el mismo: se empiezan a embarcar las situadas en la parte delantera del remolque de equipaje y se avanza progresivamente hasta finalizar el proceso. Por lo tanto, una buena solución sería apurar al máximo y esperar a última hora para realizar el check-in .

Para hacerlo, una solución es utilizar alguna aplicación que permita calcular el tiempo necesario para realizar todas los trámites, desde la llegada al aeropuerto hasta subir a bordo, con información tan relevante como el tamaño de las colas en el control de seguridad, gracias a sensores de movimiento de los pasajeros.

Otra alternativa algo más pícara sugiere echar mano de un identificativo de “frágil”, disponible de forma gratuita en el aeropuerto, y pegarlo en la maleta. Con frecuencia, el equipaje etiquetado entra en el avión en el último momento y, con la lógica anterior, aparece primero en la cinta transportadora.

Algo parecido ocurriría si te arriesgas a entregar tu maleta en la puerta de embarque y el personal te la acepta. Te verás obligado a pagar algo por ello pero quizás te valga la pena.

La Vanguardia




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.