“Tormenta blanca” en el sur del país: Rutas cortadas y sin clases.

El estado de las rutas es uno de los principales problemas de este temporal. A las inclemencias del tiempo se sumó una tragedia. Un accidente automovilístico que provocó la fuerte nevada tuvo como víctima una nena de 7 años en Chubut.

La “tormenta blanca” que obligó al gobierno de Chubut a decretar la emergencia climática no dio tregua: ayer, las rutas nacionales y provinciales permanecieron cortadas y mantuvieron aisladas las localidades más afectadas en las zonas centro y oeste. El Ministerio de Educación suspendió las clases en esas ciudades y Defensa Civil montó un operativo para atender emergencias.A las inclemencias del tiempo se sumó una tragedia. Un accidente automovilístico que provocó la fuerte nevada tuvo como víctima una nena de 7 años, que murió en un choque frontal sobre la ruta 37, en la zona de Pampa del Castillo. La escarcha y el hielo obligaron a la familia a esperar 12 horas con el cuerpo hasta ser rescatada.

El choque involucró a un Volkswagen Gol en el que circulaba un matrimonio de Sarmiento con su hijo y dos sobrinos. El vehículo protagonizó un choque frontal con un camión 10 kilómetros al Oeste de la ruta 26, en la zona de Pampa del Castillo. La familia fue asistida por una ambulancia que la trasladó a la enfermería de la compañía petrolera Enap-Sipetrol.

El comisario Cristian Beunza, jefe de la comisaría de Rada Tilly, relató que cuando los efectivos policiales intentaban llegar al lugar “quedaron varados a causa de los 50 centímetros de nieve en el camino”, por lo que tuvieron que esperar hasta la tarde del sábado para asegurar el traslado de los heridos al Hospital Regional de Comodoro Rivadavia y el cadáver a la Morgue Judicial de esta ciudad.

El estado de las rutas es uno de los principales problemas de este temporal, que provoca “acumulación de nieve sobre calzada, formación de hielo sobre ésta y viento blanco. El corte en la transitabilidad es hasta nuevo aviso y es coordinado junto con Defensa Civil, la policía de Chubut y Gendarmería Nacional”, informó Vialidad.

Desde elsábado por la mañana, tanto Vialidad Nacional como de la provincia anunciaron el cierre total de las rutas de Chubut. Ayer, un comunicado informó que se mantendría esta decisión hasta nuevo aviso. En la tarde de ayer, se habilitó con “extrema precaución” el tramo de la ruta 26 que une Comodoro Rivadavia con Sarmiento y su empalme con la ruta 40 hacia la cordillera de Chubut.

Desde Defensa Civil Chubut, en tanto, indicaron que ayer continuaban desplegando distintos operativos de asistencia en las rutas y en diferentes localidades de la provincia por el temporal de lluvia y nieve.

Las diferentes delegaciones del organismo “realizan recorridas en rutas monitoreando el estado de cada una de ellas; además en la tarde de anteayer se asistió a colectivos y vehículos que habían quedado varados producto de la gran cantidad de nieve y lluvia acumulada sobre la calzada”, se informó.

Hacia el noreste de la provincia, Trelew fue una de las localidades más golpeadas por las lluvias. Allí se registraron casi 100 milímetros caídos, y unas 800 familias debieron ser asistidas ante las constantes precipitaciones. Hacia la Cordillera, Esquel vivió un temporal de nieve que tapó autos y viviendas.

La situación obligó al Ministerio de Educación provincial a suspender las clases en las regiones I, III, IV y V. Éstas incluyen todas las localidades de la Cordillera y las del centro de Chubut.

En Esquel, en tanto, las autoridades señalaron que hubo una nevada histórica, con poblaciones aisladas y operativos para repartir leña, agua y alimentos en los lugares más necesitados. En ese marco, las rutas nacionales continuaban cerradas al tránsito en la provincia “hasta nuevo aviso”, indicaron las autoridades.

Justamente en el sur del país Bariloche ayer amaneció con 45 centímetros de nieve igual que La Angostura y 5 menos que en El Bolsón. Entre hoy y mañana llegarán las temperaturas más bajas del año que alcanzarán los -15°. La ruta que une Bariloche con el municipio neuquino de Piedra del Aguila, vía principal hacia Neuquén capital y el resto del país, se encuentra cortada. Lo mismo ocurre con la ruta 23 que conecta a la región con la Línea sur de Río Negro. En Neuquén el paso fronterizo de Pino Hachado continuaba cortado.

La nieve también llegó a la cordillera mendocina, después del rugido del viento Zonda. Los centros de esquí y parques de nieve sobre la ruta internacional hacia Chile, recibieron a los primeros turistas. De todos modos, la gran expectativa está puesta en el pronóstico del miércoles en la noche, cuando se espera un temporal que provoque mayor acumulación de nieve y permita dejar operativas todas las pistas de trineo y esquí.

Ayer volvió a abrir el túnel Cristo Redentor y el Paso los Libertadores, que une Mendoza con Chile, que había sido cerrado el viernes. Más de 450 camiones esperaban en la localidad de Uspallata para cruzar al país trasandino. Por el horario de invierno, el túnel sólo puede transitarse desde las 9 y hasta las 20 horas, y es obligatorio para todos los vehículos portar cadenas, por el hielo y la calzada resbaladiza.

FUENTE: La Nación/Clarín.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *